viernes, 16 de marzo de 2012

HABLANDO SIN PALABRAS. . . Bernar Marroquin


Solo quería decirte mil palabras
Pero ninguna en mi florece
El silencio bardo en mi crece
Es que, ¡Me he llenado tanto de ti!
Que mi corazón enmudece
Y se queda sin palabras.
Están sumergidas,

Están escondidas

Mírame entonces,
Quiero hablarte sin palabras,

quiero ver tus ojos,
 esas ventanas del alma
con su profundo color de miel,
de canela,
 veras que mi corazón ahela,
 las mismas  razones que tienes tu  
 dos  corazones de amor a plenitud
que se aman,
 que se quieren,
 que se desean,
con fuerza,
vigorosamente
¡Maravillosamente!
 con frenesí.
Entreguémonos al amor,
dime entonces, que sí
 porque también sé que añoras
 un beso
y que tus  labios lo atesoran,  
lo esperan
entonces, te besare.
Inventaré un beso para ti,
 Apasionadamente,
quieto con embeleso,
y me dirás por eso,
que me amas...
resaltará mi corazón
 me llenarás de emoción
y juntos. . .
Sonreiremos,
y cada vez que platiquemos
 me acercaré a ti. . . para otro beso.