sábado, 4 de febrero de 2012

¿QUE POEMA HARÁS CON ESTA IMAGEN? - Semana del 22 al 29 de enero 2012



Toque y retoque
Toco tu piano con mi luz de luna,
esa infiel luna que se fue
con todo enamorado desbocado.
Toco la luz de luna con tu piano,
esa fiel luz de luna
que casi siempre me acompaña
con su gélida luz.
Toco tu luna clara
con mis notas
y todo se alborota
porque estoy junto a ti.
Flota luna pelota, luna, flota.
Byron
Estelí, 24 enero 2012.
3:02 p.m.
 Gravito en la luna…
buscando las notas del tiempo,
envidiando a Beethoven y su claro de luna
desnudo mi alma para ti esta noche.

Tecla  a tecla…nota  a nota
voy imaginando tu mirar
con su brillo de  luna
reflejado en mi mar.

Sin gravedad en tu piel
voy regando el sentimiento,
fecundando la  melodía
que acrisola nuestra unión.

Do, re, mi, fa, sol , la ,si
poro a poro..beso a beso
mis dedos tocan tu cuerpo
mi mente se invade de ti
 
Mi piano…empieza a vibrar.

MORUs © D.A.R 25Ene 2012
PARA LETRAS SIMBÓLICA




Oscuridad perpetua, negrura, desaliento. Las noticias recorren el espacio, el tiempo sin dejar un resquicio al optimismo. Las almas visten luto cubiertas por la desesperanza. Ya ni los cielos lloran, se secaron sus lágrimas y llegó la sequía que sólo deja sembrar  muerte e inmundicia. Los niños no comen ni los mocos en el cuerno de  África. Algún juez es juzgado por querer aclarar los crímenes de guerra (y de postguerra). En Grecia encontramos carteles de “se vende” colgados en sus ruinas, los pobres son más pobres, los ricos son más ricos. Mordazas enmudecen todas las libertades o los gritos para recuperarlas. Ya todo está perdido.

Y de pronto a lo lejos, sin poder  descifrar cuál es su procedencia se escucha la melodía serena de un piano. Poco a poco  la luna parece despertarse, desperezarse  con ojos asombrados para buscar a ese hombre que planta cara a la desesperanza retando al cruel destino que parece esperarnos. Allí está solitario enfrentándose al mundo a través de sus dedos que acarician las teclas y desgranan sonidos que conforman la esperanza / melodía que hará que de nuevo amanezca en la Tierra, en nuestras almas. 
Magdalena Márquez


TOQUE UNA MÁS

Señor…
 Comience de nuevo….
Deje que las notas acaricien sus oídos,
que sea como un suspiro,
que bajen por todo su ser
hasta inundar el corazón,
deje que sean ellas las que hablen de esta señora elegante,
que siempre llega de noche para que los amantes gocen.
Señor…
Toque una más…
Mire que ella está completa para dejarse enamorar,
desea que sus notas una vez más la toquen,
salven su corazón,
roben sueños vestidos de armonía,
esperando que llegue el amor.
Señor…
No deje de tocar, al menos por esta noche,
que sea ella la que decida cuando marcharse,
así el amor no esté en su puerta.
Señor…
Una melodía más no atraerá el amor,
pero si un poco de compasión al corazón.
No deje de tocar,
suavícelas para que todos podamos escuchar,
y tengamos ese pedazo musical
más cerca del corazón que del oído.
Señor…
Continúe que ella aun no se va.



Luisa Fernanda Vanegas S.
30 de enero de 2012
Código: 1201311001536