jueves, 7 de junio de 2012

ALAS MOJADAS


-- Y después de la tormenta
un paisaje devastado…
en el goteo constante
del sentir que permanece,
en ecos sombríos…
el dolor  del ave,
acorralada en silencio
buscando preguntas entre abrojos
encontrando respuesta
en las lagrimas de sus ojos….
En este paraje desolado
la mirada intensa…teñida de gris.

No se en que momento me cogió la tormenta,
me sorprendió al ave…sin saber que decir
mojo mis alas…solo me guareci.
En el viento mil preguntas,
en el corazón el sentir
la tormenta ya ha pasado…
si sabes perdonar…
queda el  poder de reconstruir.
MORUS