viernes, 28 de septiembre de 2012

EL REYNO, ANIMAL (Micro) - Bernar Marroquin


Raudo, veloz, fuerte, levantaba diez veces lo que equivaldría
Su peso, Koki la hormiga, salió de su hormiguero,
en busca del alimento para el reino, hasta que llegó la pisada de un zapato
Y dejo de negro aquel panorama, el llanto no son de hormigas,
a pesar de la honda huella dejada en ellas, . . .
es de un niño que llora la guerra de las intrépidas.

Novato.